lunes, diciembre 21, 2009

En la cuenta regresiva


El tiempo se acaba y la costumbre dicta que analicemos los logros y fracasos contenidos en un año calendario. Al final encontramos llenos de nostalgia lo lejos que estamos de aquel que entusiasmado se encontró el 2009 pensando que era una hoja en blanco, un nuevo comenzar donde cualquier cosa era posible.
Cómo soñamos, hace 12 meses; como nos sentimos poderosos, invencibles, irrompibles, irreemplazables.
Después, la crisis, los huracanes, la influeza, el fuego, el narco, la traición de los dirigentes (los de aquí y los de allá), las falsas noticias, los falsos profetas, los falsos.
Y casi nada de lo que se propuso la que escribe terminó por volverse realidad.
En cambio tengo un año de vivencias invaluables; canté frente al malecón del puerto las canciones que le escuchaba a la familia desde niña. Me escapé al más dulce de los recuerdos en Memory Lane, me mudé de casa, me mudé de cuerpo, me mudé de ropa, prejuicios, conceptos y pretextos. Me fui un tiempo, vi a los que extrañaba, viví a mi madre, aprendí de mi hermana, acompañé a mi padre, me robé a la amiga de grandes rizos y malaconsejé a la amiga de grandes abrazos. Me organicé y después me perdí, me enfoqué y brille con luz propia. Me encontré con mi ángel personal (Javier Cervera) justo en el momento que empezaba a perder la fe y con su tranquilidad me facilitó el camino a casa; volví a casa, me encontré a esta pequeña familia que me seguía esperando, que me guardaba un espacio intacto.
Hoy, de nuevo a hacer maletas, a ver a los que faltan, a los que se fueron temporalmente, a fraguar los primeros síntomas de lo que espero será el año que viene.
Al final le doy gracias a Dios por no darme lo que le había pedido, este año terminó por ser mejor de lo que pudiera haber sido.
Para el próximo planeo no cumplir con mis planes. Es por eso que la que escribe espera ansiosa que se vaya este por que entiende que solo puedo aportar una parte, la vida me va regalando el resto y la verdad es que en este intercambio la vida siempre me da lo que mejor me queda.

1 comentario:

Brenda dijo...

Feliz Navidad a tu y su familia.