sábado, noviembre 08, 2008

Visitados

Uno de los encantos de haberme ido a vivir sola cuando tenía 23 era recibir gente en casa. Si bien no soy la cocinera habitual ni mantengo la casa en orden a diario me gustaba esmerarme ese día, que la casa oliera a limpiador de pisos y cocinar uno de esos 5 platillos que componen mi completo repertorio gastronómico.
Tuve la suerte de casarme con alguien que también disfruta ser anfitrión. Pero por alguna razón desde que llegamos a vivir al puerto no se había presentado la oportunidad hasta hoy.
Una de las ventajas de vivir aquí es que uno encuentra mariscos frescos y baratos, así que prepararemos un bufett de mariscos para recibir a Cynthia y Mike, Brenda y Roy y Bliss y el Capitán. A todos los conocimos a través de sus blogs; esta ha sido una de las tantas ventajas de deambular por esta tierra ahora en la era de las redes sociales.
La emoción de este encuentro me tiene de pie desde las 8 a.m. Creo que esta sería la versión porteña de los viernes por la noche en hermosillo.

3 comentarios:

Brenda dijo...

Thank you so much for inviting me to your lunch on Saturday. I loved the food and really enjoyed meeting your husband and visiting with everyone. Thank you.

1st Mate dijo...

Ale - Que placer a visitarte y Ulisses a domingo! Gracias por la comida muy sabrosa. Ojala puedo invitarte al barco muy temprano.

Ale dijo...

Thank you both for joining us! We were very happy meeting with you. And thank you for the compliment on the food, my brother-in-law is a great chef (although he just cooks for fun) and he taught me to cook seafood. Hope we can get together again before I leave.
Bliss, will call you next week to see your boat, we´re looking forward to see it!
Abrazos!