lunes, septiembre 22, 2008

A donde voy

Gracias a los ojos de los extranjeros con los que he tenido el privilegio de entablar una amistad he descubierto a México desde otro punto de vista. Mi país se me ha vuelto tan personal que me atrevo a compararlo conmigo. A México al igual que a mi nos falta mucho por madurar y tanto más por conocer. A veces somos medio despistados y salimos a la carrera sin saber a donde vamos. Estamos llenos de buenas acciones aunque a veces nos falte determinación para hacer lo correcto. Nos gusta la buena vida, las cosas fáciles y mentimos para librarnos de las consecuencias de nuestras malas acciones. Creo que la comparación es lógica si se piensa que a México lo hacemos los mexicanos. Así que por la parte que me corresponde he resuelto lo siguiente:
-Hace 3 semanas que cuido mi cuerpo, al final de cuentas tiene la amabilidad de llevarme a todos lados, de comunicar, de sentir, bailar y amar. Lo he cuidado con tanto empeño que he logrado mejorar significativamente mi salud y mi estado de ánimo. Siendo así tal vez si cuido la tierra en la que vivo, si pongo cada cosa en su lugar, si cuido mi jardín, si no gasto agua de más y vivo en un ambiente limpio y sano, quizá la tierra como mi cuerpo se empiece a sentir mejor.
-He decidido buscar coherencia entre lo que pienso y lo que soy. Me armé de valor y a mis casi 30 vuelvo a empezar. Tengo la página en blanco y me encargaré de escribir en ella solo cosas agradables. He dejado cocinandoce más de 2 proyectos que me acerquen al arte como antes pensé que solo podía soñar, que "no me había tocado". Siendo así seré congruente con lo que demando de mis gobernantes. No me estaciono en lugares prohibidos, no doy "mordidas", no me quedo callada, no hablo sin fundamento, no me impongo por que soy más fuerte, puedo ayudar a cualquier persona en la calle. Quizá con ciudadanos de primera tengamos administradores de primera.
-Reconozco mis habilidades y trabajo en ellas. El trabajo edifica y el reconocimiento reconforta. De esa manera me acerco un poco más a tener días felices todos los días. Siendo así reconozco los paisajes tan hermosos que tenemos en este país lleno de magia y el trabajo de los buenos gobernantes (que si los hay) que le han dado aun más belleza. Quizá si nos convencemos de eso seremos más cuidadosos y amorosos con México.
- Edifico con mis palabras para contrarrestar un poco a tanto que hablan para destruir. Por eso busco gente propositiva que piense que se una sola persona puede cambiar al mundo. Aunque entre todos el cambio sería mucho más rápido. Siendo así recomiendo al Ciudadano Andante. Quizá un día seamos tantos que sin darnos cuenta estemos viviendo en el país que nos merecemos, ese con el que soñamos.

Reitero mi compromiso de ser más cuidadosa conmigo y con el lugar en donde estoy. ¿Usted se apunta?

2 comentarios:

Brenda dijo...

I agree that we sometimes don't realise how beautiful our own countries are until we see them through someone elses eyes.
If we all did something to change ourselves and our space perhaps the whole world would be a better place to live. Change comes one tiny bit at a time, regardless if it is for ourselves or others.

Ale dijo...

Yes, and there is more people that think that we can change the world. So maybe we can.