viernes, abril 11, 2008

Del primer beso

Me quede pensando en lo que hablamos la última vez. Es por eso que me puse a abrir una de las cajas que guardo bajo la cama y hace muchos años no veía. Revisándola trataba de entender la seriedad con la que te tomas estos asuntos chucatoso. Y así recordaba aquel tiempo en el que no podía dormir de la emoción por que un morro me había tomado de la mano.
Estaba en segundo de secundaria (debo aclarar que esto fue antes de los celulares y el Internet), debo confesar que siempre supe el poder que tenía siendo mujer y aplicando un poquito de coquetería. Desde un año antes si alguien se me acercaba para "cantarmela" yo le decía que si, me apenaba el esfuerzo que había puesto para declararse y no me animaba a rechazarlo; así fueron pasando mis primeros noviazgos que duraban un par de semanas y que a decir verdad hacía todo lo que podía por no toparme con el sujeto en cuestión para que no intentara darme la mano o mucho menos abrazarme.
Pero entonces llegó este niño de pelo muy rizado con un romanticismo poco común para esa edad, me escribía las cartas más lindas y me decía siempre las palabras correctas. Para añadirle el toque justo de dramatismo a esa historia, su madre no estaba de acuerdo con aquella "relación" (por el momento no recuerdo los motivos) y esto lo volvía aun más interesante. El era un hombre mayor; ese año de diferencia a esa edad era como salir con un viejo y sabio personaje. Pasábamos mucho tiempo juntos, tanto como podíamos, y uno de esos días intento besarme. Me sentía escandalizada por el hecho. Mil pensamientos me invadieron, pensaba que era muy chica, penaba que algo me iba a cambiar físicamente y la gente lo sabría y me señalaría, pensaba en mis impulsos también y en esas ganas de sentir mis labios sobre los suyo, ¿qué sentiría? ¿cómo sería? Los días pasaron y el intentaba besarme en la primera oportunidad pero gracias a los reflejos de mi entonces atlética personalidad no lo conseguía. No me atrevía a compartir la banca con él por temor a un descuido mio. A pesar de tanto esquivarlo no podía más que pensar en el momento en el que sucediera, en el que al fin me besara. Tenía muy estudiados sus labios, sus movimientos y me pasaba el día imaginando.
Entonces un día me senté en la mesa de las bancas del patio de la escuela, él estaba en la banca frente y junto a mi, me volteé por un momento y al regresar la vista al frente me besó. ¡Me besó! por menos de 1 segundo me besó y yo solo acerté en salir corriendo. Llegue a mi casa apenada y mortificada por que mi madre no se fuera a dar cuenta pero con aquella ilusión que hacía que todo valiera la pena.
Unos días después viaje con mi grupo (como cada año) a magic mountain y allá me enfermé de hepatitis que si bien no impidió que fuera la última (con la poyo) en salir del parque por dar una vuelta más en el Viper, si me hizo desmayar en el momento que puse un pié fuera del autobús en el que viajaba. Me internaron 15 días en el hospital ya que como todo lo mio no era una hepatitis normal y de ahí le hablé por teléfono a este pobre niño para reclamarle que seguramente su beso era lo que me había enfermado, ¿qué más podía ser? Entonces no había google que me dijera que mi enfermedad era por mis malas elecciones de comer en la calle.
De ahí la historia se vuelve un poco borrosa, pero los días previos y mi primer beso los guardo con mucho cariño dentro de esta caja.
Entiendo que tengas un muy buen plan para tu vida y que analices cada acción y sus consecuencias. Pero como Lennon dijo "la vida es lo que te pasa cuando estás ocupado haciendo otros planes". Date oportunidad de usar ese corazón tan maravilloso que tienes. Sabes que te quiero mucho y no solo por que seamos familia si no por que sé que eres una persona extraordinaria. En estos asuntos chucatosos no se puede planear tan a futuro, se vive el tiempo que dure (así sea solo un par de semanas) se disfrutan los éxitos y se saborean los fracasos y poco a poco vamos dejando pedacitos de corazón por el camino. Date el regalo de un beso, de un abrazo reconfortante y aunque no sea la persona que te acompañe para siempre tendrás guardado en una caja bajo la cama uno de tus más lindos recuerdos.
Te quiero preciosa y siempre tengo un oído dispuesto a escucharte aunque solo quieras que me siente al lado tuyo a ver videos en el youtube. Nos vemos prontito.


3 comentarios:

La pequeña dijo...

<3
<3
<3
<3
<3
<3
<3
<3
<3
<3
<3



muchas gracias por todo primaa!!!!


en serio que no se que seria sin ti!!


:) (alguien mejor? jajaja)

no te kreas! :P


te kiero un monton, y tus consejos nunca estan de mas. Eres bien linda, siempre queriendo ayudar a los demas. Y aunque no paresca, detras de esa niña enserrada en una adulta, esta una persona super madura que siempre tiene algo que aportaar!!!

te kuidas mucho (del ulises!)

jaja, y de todos (menos yo, que siempre lo ago con no tan buenas intenciones) jaja xD

digo, eso, pero al reves! :P

oie, tengo que explicarle unas cosas a mi papa de sancarloos!!

me voy de viaje en 2 fines y con mi generacion!!!

que padre no?

jaja, pero me van a tener de monta burros, cuando ya se empeden todos xD malditos alcolicos xD jaja pp

bueno te kiero!

Jules dijo...

Awww =') por que no estoy ahi con ustedes en momentos como este?! *abrazos* las extraño prima! Guardenme un poquito de momentos chucatosos, neta!! Nos veremos pronto mwahahah!!

Ale dijo...

Pequeña, nos faltó muuuuucho que platicar =) pero hay tiempo, vamonos con calma. Y felicidades por lo de San Carlos!! ya vas a ver que pones en marcha tu plan (ñaca ñaca)
Jules: momentos chucatosos sobran, no te preocupes jejej y que gusto me da que andes por aquí de nuevo y a la otra que estes triste escribenos que tambien estamos en las malas ;)

Las quiero primas, muchos besos!!!