viernes, noviembre 09, 2007

Del andante

El andante que escribe tiene los zapatos cubiertos en arena, hay pedazos del camino que confieso solo arrastro los pies, llevo absurda y esperanzadamente un abrigo para atravesar el desierto. La maleta que cargo va repleta de las cosas que no me animo a tirar; buenas o malas me hacen lo que soy aunque... me pregunto si serán un ancla. Mis manos heladas y resecas buscan imponerse a la rebeldía de mi cabello que en ocasiones me obstruye la visión. No se a donde voy ni se a ciencia cierta quienes viajan conmigo, al mismo destino. Esta travesía es individual e incompartible. La tierra se abre bajo mis pies dejando grietas rojas en mis ojos. A veces me parece escuchar el grito que desprende la mariposa cuando la parten en dos. El viento a borrado mis huellas y nublado el camino. Creo que seguiré caminando. El andante que escribe se talla los ojos para descubrirse frente al punto de partida y recuerda... el mundo es tan pequeño como redondo. Demos una vuelta más.

4 comentarios:

La pequeña dijo...

WTF?


bueno prima sinceramente deja de fumar e inyectarte tanto.


jaja xD prima si tienes algun problema, mi tia cecy es psicologa eh!

jaja

Ale dijo...

Jajaja Es mi manera de escribir, gracias!!!

Jules dijo...

En lo personal, a mi me gusto =O me hace pensar en mi propia maleta que, estoy bastante segura, ahorita es mas como un ancla tamaño familiar que nomas no me deja avanzar en ciertos aspectos. Nomas que yo camino por una ciudad vacia, con sus cafes y sus centros comerciales y sus casas que dan la impresion de que los habitantes nomas salieron un ratito a la tienda de la esquina, pero nunca regresaron... una ciudad donde parece que el tiempo simplemente dejo de correr, cubierta por neblina y donde el viento no sopla. Cosas de cada quien, supongo =P

Ale dijo...

Es una bonita imagen. Si estuviera allá me sentaría en un café a esperar y ver si las personas regresan =)