martes, agosto 26, 2008

La visita de Julio

La tormenta Julio pasó por el puerto. Escuchando la transmisión ininterrumpida desde las 6 am a las 12 pm y leyendo las experiencias de Brenda, Bliss y Cintia me doy cuenta de lo afortunados que fuimos. Aquí en la casa de la que escribe solo el patio resintió la visita de Julio, lo cual hizo que reubicáramos al Chuckles dentro del cuarto de los tiliches. Dentro no pasó nada. Ni goteras, ni inundados y con luz. No quisimos tentar a la suerte y hoy no asomamos la nariz a lo que sabíamos era un Guaymas en caos. Escuchamos por la radio de las 60 familias que perdieron sus casas, de las calles que se fracturaron y no se notaba por la altura del agua, de los taqueros que viven del diario a los que salubridad les prohibió trabajar por las aguas negras que se desbordaron, del puente Douglas que de plano se cerró.
Así que, como lo hacemos casi todos los humanos, cerramos las cortinas y nos trepamos en la cama con una cremita de elote y una película sobre política.
La que escribe agradece la preocupación de la familia que se comunicó para ver como estamos y les aseguro que gracias a Dios el problema más grande del día fue ver que le podíamos echar al Chuckles para que no apestara a perro remojado.
Julio se fue y nos dejó un martes con sabor a domingo y una lista más corta de películas por ver.

2 comentarios:

Brenda dijo...

Glad that you are OK and didn't have any problems. Was wondering about you as the area you are in is fairly low, isn't it?
Take care.

Ale dijo...

We´re in high ground, kind of and island, all arround us is very low. In fact I didn´t know how bad it all was until today when I saw a video of the Serdan when it all happend. We didn´t go out at all until the next day. Glad to know that you´re ok to. Hopefully we can go back to normal soon.